Violencia es mentir

16 10 2014

El gobierno miente. Aunque no sea la primera vez que ocurre, no deja de ser grave. No está bien que la democracia representantiva se reduzca a una mera defensa de intereses de corporaciones empresariales, disfrazada con un discurso con aire populista.

El gobernador, legisladores, intendentes y concejales oficialistas mienten cuando aseguran que están a favor de un debate abierto y tolerante sobre la cuestión minera en Chubut, porque, mientras dicen eso, apresuran la presentación y el tratamiento de un proyecto de zonificación minera que no fue discutido públicamente.

No es la primera vez que lo hacen. El justicialismo hizo lo mismo en el año 2007, cuando aprobó el contrato con PAE en un tratamiento record, pese a que esta acción legislativa había sido anunciada como una de las más importantes de los últimos 30 años en la provincia.

Toda ley que afecte el patrimonio natural de los chubutenses y comprometa los derechos ambientales de las generaciones presentes y futuras debería ser tratada en un marco de transparencia que demuestre una verdadera voluntad de diálogo. Pero el modus operandi del justicialismo no es ese. Utiliza los escaños ganados en las elecciones para aprobar leyes que nunca fueron incluidas en su plataforma electoral. Y ahí están todos juntos, los kirchneristas y los dasnevistas (apoyados por algunos personajes de otros partidos), defendiendo el pacto entre el gobierno y las corporaciones mineras, avasallando los derechos constitucionales del pueblo de Chubut.

Se niegan a tratar el primer proyecto de iniciativa popular, presentado en mayo de este año por la Unión de Asambleas Ciudadanas y respaldado por más de 13.000 firmas. Los representantes no quieren escuchar a los representados. Menosprecian lo establecido por la ley (art. 263 de la Ley XII N° 5 – 67, antes Ley 4562) que da a los ciudadanos la posibilidad de ejercer ese legítimo derecho. Sin dar ninguna explicación, simplemente lo cajonearon.

La demonización de los que piensan distinto

Llama la atención (aunque no tanto) el papel de ciertos medios de comunicación, que han decidido reproducir, con insistencia, la voz del gobierno y de las empresas mineras e ignorar la voz de los ciudadanos que tiene una opinión distinta. No se trata de un grupito de trasnochados violentos, como se los quiere estereotipar. Es un conjunto de personas que, nucleados a partir de una organización no gubernamental, han logrado reunir 13.000 firmas en toda la provincia. Por el hecho de demostrar ese valor cívico, merecen más respeto del que, hasta ahora, el gobierno y la prensa les han dado.

Afirmamos esto porque, tras la demonización mediática que se está llevando a cabo, pueden tener lugar acciones represivas en la Legislatura. Ya la han sufrido quienes fueron a expresar su descontento por la cuestionable aprobación del contrato con Tecpetrol y también los maestros provinciales, en más de una ocasión.

Por ello, responsabilizamos al gobierno provincial de cualquier acción represiva (sea mediante las fuerzas de seguridad o mediante las patotas financiadas por la cúpula del PJ). Exigimos que se permita el ejercicio de la libertad de expresión.

También exigimos que se suspenda el tratamiento del proyecto de zonificación minera hasta que se dé el adecuado tratamiento a la iniciativa popular que, sobre el mismo tema, fuera presentada con mucha anticipación y con más legitimidad social.

El gobierno debe dejar de mentir. Sería bueno que escuche al pueblo.

_DSC0056

Fuente:

http://www.puertae.com.ar/2014/10/zonificacion-minera-violencia-es-mentir/

http://www.lapostacomodorense.com.ar/?p=20803#more-20803

Anuncios

Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: