Bases programáticas

Corriente Unidad Sur

Una herramienta para la construcción del EcoSocialismo en Chubut

 

Definición de la Corriente Unidad Sur

La Corriente Unidad Sur es un espacio abierto, plural y crítico, fundado en la convicción de la importancia de toda participación política y social orientada a la construcción de un orden social más justo. Por esta razón, asumimos el desafío de articular de manera teórica y práctica luchas contrahegemónicas en defensa de los derechos de los trabajadores, en defensa de los derechos humanos, en defensa de los derechos de los pueblos originarios, en defensa de la igualdad de género, en defensa de la ética pública y el libre acceso a la información, en defensa del medioambiente y la vida.

Consideramos que todas ellas están generadas por las asimetrías que inevitablemente produce el capitalismo y que solo pueden ser resueltas por un modelo social, político y económico fundado en un EcoSocialismo o Socialismo Ecologista, porque el advenimiento de una sociedad de iguales requiere una relación armónica y sustentable entre la humanidad y la naturaleza.

La Corriente de Unidad Sur es una herramienta política y cultural para promover este cambio.

Banner CUS

Bases programáticas

1. Partimos del supuesto de que el capitalismo es un sistema económico y social fundado en la explotación de los trabajadores y de la naturaleza, en el consumismo, en la generación de desigualdades y en la concentración del poder y la riqueza. Aunque sus variantes populistas aparentan generar mayor inclusión, siguen una matriz de acumulación que se opone a la construcción de una sociedad en la que todas las personas tengan los mismos derechos y las mismas posibilidades de realización. De esto se desprende que la verdadera acción política transformadora debe tener una orientación anticapitalista.

2. Nos proponemos como horizonte una utopía: una sociedad justa, en armonía con la naturaleza. El método para alcanzarla es un programa político y cultural en el que se articulen el ecologismo y el socialismo: el EcoSocialismo. Esto supone relativizar el antropocentrismo que ubica al ser humano como centro de consumo y de producción para incluirlo en una relación estable con los sistemas ecológicos donde la vida se desarrolla. También supone concebir el despliegue de la lucha de clases en estricta relación con la lucha por un medioambiente sustentable e igualmente disponible para todos los seres humanos.

3. La construcción de esa sociedad requiere un cambio cultural profundo, que permita la superación de los patrones de conducta asociados al capitalismo: la competencia, el consumismo, el egoísmo, la discriminación. Para ello, se requiere la emergencia de un “hombre nuevo” y una “mujer nueva”, seres humanos que orienten sus acciones en función de valores socialistas: la solidaridad, la comprensión, el respeto, la reflexión. Este “hombre nuevo” y esta “mujer nueva” serán el resultado de un proceso histórico y colectivo: es necesario desarrollar estrategias pedagógicas para consolidar las condiciones de posibilidad de su emergencia. Y es una tarea política.

4. Desde esta perspectiva ideológica, es prioritario consolidar una cultura democrática que no se restrinja a la delegación formal ni al clientelismo. La relación entre representante y representado debe ser fluida y constante, no un mero testeo electoral realizado en el contexto de campañas políticas basadas en la distracción y en la demagogia. En tal cultura democrática, el Estado debe ocupar un rol fundamental, como legítimo defensor de los derechos individuales y colectivos y como responsable de la organización, planificación y realización de los proyectos sociales, culturales y económicos que promuevan la justicia y el respeto del medioambiente. Esto supone también concebir el Estado como legítimo aparato de producción y de regulación en las esferas culturales y económicas, claramente orientado por este ideario emancipatorio.

5. Proponemos una agenda que incluye los diferentes temas que organizan nuestro análisis de la situación y que permiten el planteo de planes concretos de superación:

-Pobreza. Es urgente elaborar y poner en marcha un plan integral para erradicar la pobreza del país. Este plan debe comprender el acceso al trabajo, a la vivienda, a la atención clínica, al desarrollo intelectual. Adherimos al supuesto de que el hambre es un crimen, porque es algo evitable.

-Derechos humanos. Es necesario incluir dentro de los derechos humanos elementales el derecho a una alimentación saludable, el derecho a una atención sanitaria globral y eficiente, el derecho a la vivienda propia y el derecho al trabajo legal y justamente remunerado. En la Argentina de hoy, el gobierno avala y oculta el hecho de que millones de argentinos ven vulnerados sus derechos.

-Educación. La formación pedagógica en ámbitos formales e informales es esencial para la transformación cultural y política de la nación. Para que cumpla esta función, es indispensable que los trabajadores de la educación cuenten con las condiciones salariales y laborales adecuadas, que las instituciones sean modernas, seguras y apropiadas para el trabajo intelectual riguroso, que los contenidos sean revisados permanentemente, con el objetivo de elevar la calidad de la educación pública y gratuita, entendida como un derecho humano esencial.

-Salud. La atención sanitaria debe dejar de ser un negocio en manos de sectores privados que lucran con la necesidad de las personas. Tampoco debe ser una barrera que genera cada vez más exclusión, imponiendo desventajas severas e irreversibles a los millones de argentinos que no cuentan con asistencia sanitaria real y eficiente. La salud es una condición elemental para la felicidad y la realización personal y el Estado debe sostener un sistema sanitario público y gratuito de excelencia, porque ello repercutirá en una mejor calidad de vida de los argentinos. Para ello, se debe desarrollar una política de inversión real, de modo que las instalaciones sanitarias tengan las condiciones óptimas para la atención y el tratamiento de los pacientes y para que los trabajadores tengan salarios dignos y puedan desarrollarse en un proceso de formación permanente. Se debe avanzar en una efectiva descentralización del sistema de salud pública. También debe ser una obligación del Estado promover la difusión de información acerca de todas las situaciones que representen un riesgo sanitario, fortaleciendo una cultura preventiva.

-Ética pública. Uno de los graves problemas de nuestro país es la tolerancia de la corrupción, un mal que es estructural porque atraviesa todos los ámbitos, en las distintas esferas de decisión. En el ámbito político, particularmente, abundan los casos de personas que toman la función pública como una oportunidad para el enriquecimiento personal. A la vez, la sociedad civil parece resignarse ante este tipo de práctica política (situación resumida en la frase “roban pero hacen”). Sin embargo, la historia Argentina cuenta con ejemplos ilustres de figuras que han hecho aportes valiosísimos a la patria y que han dado muestras de una honestidad que, en el actual contexto, causa poco menos que asombro. Es urgente reinstalar la ética en el corazón de la política y también en el corazón de la cultura. La corrupción debe ser una excepción condenable y no una conducta habitual. En esta línea, proponemos la imprescriptibilidad de los delitos de los funcionarios públicos y la imprescriptibilidad de los delitos ambientales. Quien delinque contra el Estado y contra la naturaleza delinque contra todos y no debe verse librado de las penas que le corresponda.

-Ciudadanía. Debemos ampliar el concepto de ciudadanía, porque nuestra sociedad es plural y multicultural. Esto implica, por un lado, reconocer como ciudadanos plenos a los pueblos originarios, cuyos derechos siguen siendo avasallados. Hay que valorar y respetar su cultura, satisfacer sus justas demandas económicas y sociales para tener una vida digna. Por otro lado, un concepto de ciudadanía ampliada también implica difundir la información pertinente para que las personas puedan opinar y decidir. Hasta ahora, el concepto de ciudadanía restringida ha servido para separar a la clase política del pueblo y para ocultar manejos del Estado sobre cuestiones fundamentales para el presente y el futuro de todos.

-Economía. En un país capitalista, parece irrisorio criticar la concentración de capital, porque es la esencia misma del capitalismo. Solo se podrá construir una sociedad justa y en armonía con la naturaleza si el desarrollo social sigue un modelo socialista. Esto supone desarrollar progresivamente la capacidad productiva del Estado, logrando crecientes niveles de industrialización. También hay que reestructurar los criterios impositivos, evitando que las clases más bajas paguen impuestos (de modo directo o indirecto, a través del IVA en los productos básicos) e incrementando las cargas impositivas sobre las clases más altas, es decir, se debe pasar del actual esquema tributario regresivo a un esquema progresivo. La evasión impositiva y la especulación financiera deben ser rigurosamente castigadas. Entendiendo que la construcción de una sociedad socialista es un proceso complejo y progresivo, habría que fijar un tope para la acumulación de capital privado, a la vez que deberían incentivarse formas comunitarias, estatales y cooperativas de producción.

-Soberanía. Argentina debe recuperar su soberanía. Para ello, es menester dejar de lado las puestas en escena y los discursos sobreactuados, para dar paso a acciones concretas y firmes con el fin de lograr una verdadera independencia de poderes transnacionales. Apuntamos tres acciones principales: a) dejar de pagar la parte ilegítima de la deuda externa, adoptando como referencia el fallo del juez Ballesteros; b) finalizar y revertir la política de extranjerización del patrimonio natural y social de los argentinos (recursos naturales, tierras y empresas); c) aprobar medidas de defensa territorial que impidan el ingreso al país de mafias asociadas al narcotráfico, a la trata de personas y al ingreso capital ilegal.

-Medioambiente. El capitalismo devasta la naturaleza, reduciendo espacios verdes, contaminando el agua y el aire, produciendo cada vez más basura. La tasa de aumento poblacional y los requerimientos y las consecuencias del ritmo de producción capitalista son claros indicadores de que la supervivencia de la humanidad está en peligro. Es urgente establecer una nueva relación entre la sociedad humana y la naturaleza. El patrimonio natural no debe ser concebido solo como una fuente de recursos económicos que deben ser explotados hasta su agotamiento. Hay recursos (como la pesca) que pueden ser explotados de manera racional, otros (como el petróleo) que deben ser reemplazados por energías limpias y otros (como el oro) que no deberían ser explotados. El respeto por la naturaleza es la primera condición para un modelo económico y social sustentable, opuesto al capitalista, basado en el lucro y el consumo exacerbado.

6. Concebimos la Corriente Unidad Sur como una herramienta política que tiene como meta la transformación de la sociedad. Por ello, nuestra crítica está focalizada en el modo capitalista de organización social y en los sectores que históricamente han contribuido, desde el gobierno, a su consolidación: la oligarquía terrateniente, los grupos militares, el partido justicialista, el partido radical y otros partidos menores. Ubicándonos claramente en una posición de izquierda, intentaremos realizar acuerdos electorales con fuerzas que tengan el mismo anhelo revolucionario, para enfrentar las organizaciones partidarias del capitalismo y difundir nuestro programa.

7. La Corriente Unidad Sur surge como una opción política en el territorio de Chubut. Sin embargo, dada la postura ideológica asumida, aceptamos el desafío de tratar de una manera articulada las luchas y los programas locales y nacionales. En este sentido, estaremos atentos y contribuiremos, en la medida de nuestras posibilidades, a la construcción de un movimiento político nacional, popular y emancipatorio.

NOTA: Este documento expresa los fundamentos programáticos de la Corriente Unidad Sur y está sujeto a revisiones con el objetivo de ampliarlo.

Versión 1

19/06/2013

Descargar: https://corrienteunidadsur.files.wordpress.com/2013/06/cus-bases-programc3a1ticas.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: