Antillanca: “La Legislatura aprobó la Ley de la Vergüenza”

29 11 2014

C. Antillanca 2Este viernes, luego de participar en una reunión multisectorial en defensa del agua, en Comodoro Rivadavia, César Antillanca expresó su repudio a la ley que habilita la consulta popular por zonas de interés de las empresas mineras. “Hay muchos motivos para considerar que lo que se aprobó debe ser denominado ‘Ley de la Vergüenza’. No hay otro nombre para designar una ley que no debió ser tratada ese día y que, además, fue hecha por y a pedido de los empresarios mineros”, sostuvo.

Para el referente de la Corriente Unidad Sur, “en la sesión del 25, tendría que haberse tratado el proyecto de Iniciativa Popular, tal y como fue redactado por sus autores, prohibiendo la megaminería contaminante, incluidos tambipen los emprendimientos nucleares . Pero, en cambio, los diputados oficialistas presentaron un proyecto totalmente distinto, que habilita el desarrollo de la megaminería en la provincia. Este proyecto no figuró en el orden del día ni tampoco fue difundido en los días previos”.

Desde su punto de vista, “ese solo hecho, plantea la ilegalidad e inconstitucionalidad de la ley que aprobaron. Los diputados tienen la potestad de realizar modificaciones, pero acá, en vez de hacer cambios, hicieron una sustitución del proyecto, cambiando totalmente el articulado y lo que es peor, el espiritu de la ley. En vez de tratar la iniciativa popular, trataron la zonificación minera. Con total deshonestidad, se burlaron de la voluntad expresada por más de 13.000 ciudadanos que acompañaron con su firma el proyecto original”. “Este hecho traerá como consecuencia muchas denuncias judiciales. Junto con algunos compañeros estamos preparando una, apuntando a demostrar que esa sesión legislativa fue un rotundo fraude”, anticipó.

“Es una afrenta a la democracia”

Según Antillanca, “desde hace años, en la Legislatura, opera un lobby minero, que busca y compra representantes. Muchas organizaciones lo han denunciado, pero ahora, con la foto del diputado Gustavo Muñiz, esta verdad es irrefutable y siembra un manto de sospecha sobre el resto de los diputados que votaron lo mismo. Es inadmisible para la democracia que un diputado, un representante del pueblo, negocie con un empresario minero una ley que apunta a regular el uso(abuso) de los bienes comunes del Estado provincial”.

“Buzzi, principal promotor de la zonificación minera, debería vetar esta ley porque es una afrenta a la democracia. Es una vergüenza que ha transformado la Legislatura provincial en un ejemplo mundial de corrupción. Están usurpando los cargos representantivos que parte del pueblo les dio de buena fe”, afirmó.

Antillanca se refirió también al operativo de seguridad que rodeó la sesión legislativa. “Las fuerzas policiales reprimieron a los manifestantes socioambientales. No es la primera vez. En cambio, los miembros del sindicato de petroleros privados, que fueron llevados para apoyar la Ley de la Vergüenza, gozaron de todas las libertades del mundo. Así también se expresa la asimetría de la lucha. Unos tienen toda la fuerza del capital y el aparato político-represivo, el pueblo hace todo a pulmón y son estafados en diferentes instancias. Es la democracia en la década ganada”, disparó.

Por último, expresó su apoyo a todas las personas que impulsan la iniciativa popular. “En Chubut, hay miles de hombres y mujeres que están dando un ejemplo de compromiso social y de participación en la cosa pública. El gobierno, en vez de apoyar la movilización popular, intenta desarticularla y burlarla. Pero la lucha va a seguir porque a nosotros nos mueve la convicción de nuestros principios, no la sed de dinero”, subrayó.

Anuncios




Patria o Megaminería a cielo abierto

14 11 2014

CUS - Patria o megaminería





Violencia es mentir

16 10 2014

El gobierno miente. Aunque no sea la primera vez que ocurre, no deja de ser grave. No está bien que la democracia representantiva se reduzca a una mera defensa de intereses de corporaciones empresariales, disfrazada con un discurso con aire populista.

El gobernador, legisladores, intendentes y concejales oficialistas mienten cuando aseguran que están a favor de un debate abierto y tolerante sobre la cuestión minera en Chubut, porque, mientras dicen eso, apresuran la presentación y el tratamiento de un proyecto de zonificación minera que no fue discutido públicamente.

No es la primera vez que lo hacen. El justicialismo hizo lo mismo en el año 2007, cuando aprobó el contrato con PAE en un tratamiento record, pese a que esta acción legislativa había sido anunciada como una de las más importantes de los últimos 30 años en la provincia.

Toda ley que afecte el patrimonio natural de los chubutenses y comprometa los derechos ambientales de las generaciones presentes y futuras debería ser tratada en un marco de transparencia que demuestre una verdadera voluntad de diálogo. Pero el modus operandi del justicialismo no es ese. Utiliza los escaños ganados en las elecciones para aprobar leyes que nunca fueron incluidas en su plataforma electoral. Y ahí están todos juntos, los kirchneristas y los dasnevistas (apoyados por algunos personajes de otros partidos), defendiendo el pacto entre el gobierno y las corporaciones mineras, avasallando los derechos constitucionales del pueblo de Chubut.

Se niegan a tratar el primer proyecto de iniciativa popular, presentado en mayo de este año por la Unión de Asambleas Ciudadanas y respaldado por más de 13.000 firmas. Los representantes no quieren escuchar a los representados. Menosprecian lo establecido por la ley (art. 263 de la Ley XII N° 5 – 67, antes Ley 4562) que da a los ciudadanos la posibilidad de ejercer ese legítimo derecho. Sin dar ninguna explicación, simplemente lo cajonearon.

La demonización de los que piensan distinto

Llama la atención (aunque no tanto) el papel de ciertos medios de comunicación, que han decidido reproducir, con insistencia, la voz del gobierno y de las empresas mineras e ignorar la voz de los ciudadanos que tiene una opinión distinta. No se trata de un grupito de trasnochados violentos, como se los quiere estereotipar. Es un conjunto de personas que, nucleados a partir de una organización no gubernamental, han logrado reunir 13.000 firmas en toda la provincia. Por el hecho de demostrar ese valor cívico, merecen más respeto del que, hasta ahora, el gobierno y la prensa les han dado.

Afirmamos esto porque, tras la demonización mediática que se está llevando a cabo, pueden tener lugar acciones represivas en la Legislatura. Ya la han sufrido quienes fueron a expresar su descontento por la cuestionable aprobación del contrato con Tecpetrol y también los maestros provinciales, en más de una ocasión.

Por ello, responsabilizamos al gobierno provincial de cualquier acción represiva (sea mediante las fuerzas de seguridad o mediante las patotas financiadas por la cúpula del PJ). Exigimos que se permita el ejercicio de la libertad de expresión.

También exigimos que se suspenda el tratamiento del proyecto de zonificación minera hasta que se dé el adecuado tratamiento a la iniciativa popular que, sobre el mismo tema, fuera presentada con mucha anticipación y con más legitimidad social.

El gobierno debe dejar de mentir. Sería bueno que escuche al pueblo.

_DSC0056

Fuente:

http://www.puertae.com.ar/2014/10/zonificacion-minera-violencia-es-mentir/

http://www.lapostacomodorense.com.ar/?p=20803#more-20803





Megaminería en Chubut: nueva forma del colonialismo

14 10 2014
DSC_0217Los referentes provinciales de la Corriente Unidad Sur (CUS), César Antillanca y Andrés Acevedo cuestionaron las declaraciones de Norberto Di Pierro a favor de debatir el desarrollo de la minería. Según Antillanca, “la postura de este intendente está en la misma sintonía que la de otros funcionarios del gobierno. Dicen que quieren abrir un debate, pero, en realidad, no les interesa escuchar otras voces. Ya están comprometidos en una línea política y económica que les bajan de nación. Menosprecian los argumentos en contra, acusándonos de estar en contra del desarrollo, el progreso y la minería. Y eso no es cierto. Nosotros nos oponemos a la megaminería porque es un negocio que atenta contra la soberanía nacional y viola derechos ambientales”.

Desde su perspectiva, “causa indignación que, coincidiendo con la conmemoración del 12 de octubre, se sigan levantando voces a favor del colonialismo. Cada vez que hablan de la megaminería, señalan los puestos de trabajos que se crearían, pero ocultan una información importantísima: las ganancias de las empresas. Si dieran públicamente este dato, tendrían que reconocer que, en este sistema político y legal, la megaminería es un saqueo descarado de nuestro patrimonio natural”.

“Di Pierro debería resolver los problemas de Comodoro”

Por su parte, Andrés Acevedo dijo que “Di Pierro debería preocuparse más por resolver los problemas de Comodoro que por transformarse en un puntero en esta movida. La ciudad es un desastre. Claramente, está peor que cuando asumió como intendente. Esto debería darle vergüenza y dedicarse al fin a solucionar todas las falencias que diariamente padecemos los comodorenses”.

Sus antecedentes en el área de energía no lo ayudan. Él fue interventor de Petrominera cuando Das Neves renegoció el contrato con PAE. Ahora, todos están arrepentidos por las exageradas ventajas que dieron a la empresa, pero, en ese momento, él era uno de los más enfáticos defensores de ese negociado. Tendría que evitar repetir ese error y, por una vez, pensar en el futuro del pueblo de Chubut”, sostuvo.

Antillanca y Acevedo coincidieron en afirmar que “el justicialismo quiere avanzar en la zonificación minera para establecer las zonas de sacrificios, esos lugares en los que, una vez agotada la explotación, no quedará nada, serán tierra arrasada”. “El modelo económico del justicialismo apunta a expandir la explotación de petróleo y minerales en gran parte del territorio provincial y, a regañadientes, acepta el turismo en algunas localidades. Pero cuando dice que Chubut va ir a la punta en la exportación de minerales, está pensando en fomentar el saqueo, nada más. No apuesta al desarrollo de energías renovables ni a actividades productivas sustentables a largo plazo”, aseguró Antillanca.

“Un Estado débil”

En esta misma línea, Acevedo advirtió: “Hay que tener en cuenta que tenemos un Estado débil. Lo han ido debilitado sistemáticamente desde los noventa hasta ahora. Es un Estado que no puede controlar las grandes empresas, porque no tiene los recursos económicos ni tecnológicos necesarios y, además, está administrado por funcionarios que están demasiado dispuestos a asociarse a esos grupos económicos. Por eso, vemos en la megaminería una amenaza real y no una herramienta de desarrollo potencial. El desarrollo será solo para unos pocos, como sucede en todas las provincias que la han habilitado. ¿Dónde está la distribución de riqueza en La Rioja, Catamarca, San Juan o Santa Cruz?”, disparó.

Finalmente, Antillanca recordó que hay una convocatoria a ciudadanos de toda la provincia para manifestarse esta semana en la Legislatura Provincial en defensa del ambiente y la soberanía. “Espero que no nos reciban con sus patotas, como ya nos ha ocurrido. Dicen a través de la prensa que quieren debatir, pero, cuando vamos a hacerlo, nos reciben con sus grupos de choque. Es lo que nos sucedió, por ejemplo, cuando aprobaron el contrato con Tecpetrol”, recordó.